domingo, 12 de junio de 2016

Recomendación de HD - Deutscher Klub

 
Una nueva recomendación de HD, esta vez en las alturas con una vista fantástica y única en la ciudad. Una oportunidad imperdible de visitar un lugar escondido al alcance de la mano.
 
 
 

Deutscher Klub
por Bruno Ivan Correia (bicorr@gmail.com)

Algo a lo que los porteños no estamos acostumbraos es a ver a Buenos Aires desde las alturas. Solo los oficinistas y quienes tienen la suerte de tener un departamento con una buena vista pueden acceder a ese tipo de paisajes. Pero para la media de la gente es casi imposible sentarse a tomar un café viendo caer el sol tras los edificios, mientras que los autos y la gente deambulan bajo nuestros pies como atareadas hormigas.
O al menos eso es lo que muchos pensamos. Sin embargo el cielo no nos ha cerrado sus puertas y es fácil acceder al maravilloso paisaje de la altura porteña sí sabemos a dónde ir.
Este es el caso del bar y restaurante del Deutscher Klub ubicado en el piso 21 de la torre en Corrientes 343.
Este lugar tiene una de las mejores y más privilegiadas vistas de la ciudad. Con un arco de casi 360 nos permite ver tanto los paisajes del río, el Puerto Madero, el sur y el oeste de la ciudad como en pocos otros lugares.
Es imposible saber dónde está la entrada al bar si uno no lo sabe de antemano, ningún cartel lo indica y la puerta solo anuncia que allí se encuentra el Instituto Goethe.
Para ingresar no es necesario anunciarse, solo ir a alguno de los cuatro ascensores del lobby y marcar el piso 21, donde nos encontraremos con el acceso al Deutscher Klub. Si no hay nadie para guiarnos al bar solo hay que buscar la escalera caracol al final del pasillo para llegar.
El café es pequeño, solo un par de mesas y la barra, pero nunca me ha pasado que no haya lugar. Recomiendo especialmente la barra sobre la ventana que entrega una vista excelente del río, ideal como telón de fondo para una charla amena.
El servicio es bueno, los mozos atentos y la ambientación excelente con música lounge a un volumen ideal para acompañar una charla y llenar el ambiente sin distraer.
El café fue de mi agrado y aunque no tan abundante como otras experiencias su costo (40 pesos en Junio 2016) lo hace accesible si tenemos en cuenta que con eso podemos quedarnos horas mirando el paisaje.
También es ideal, especialmente durante un anochecer, para acompañar la velada con un trago. La carta de whiskies tiene lo esencial y aunque los precios no son los más baratos que he visto no deja de estar dentro de un rango accesible. (Una medida de Jack Daniel’s está a 180 pesos mientras que la misma sale 300 en el Hotel Plaza).
El lugar es ideal para una cita (podemos dar el paso extra y quedarnos a comer), para ir a esperar un par de horas, para una reunión con amigos o de trabajo, aunque es recomendable asistir en grupos relativamente pequeños ya que no hay mesas grandes.
Ciertamente esta es una experiencia que todo visitante de Buenos Aires tiene que aprovechar, una vista única al costo de una consumición que rivaliza con cualquier otro café de la ciudad.






1 comentario: